La recepción en el «nuevo mundo» .


Oroborus Anaphaxeton

Imagen

Me sentí caminando en la oscuridad, era imposible ver mis pies, para dar el siguiente paso,por un momento sentí angustia por las tinieblas por las que estaba cruzando.. Sabía lo imperativo de llegar al otro lado… Hacia frío y una especie de succión me continuaba llevando hacia adelante.

Por fin, podía distinguir una luz intensa casi cegadora al final del camino. Con estos rayos de luz alcancé a distinguir algo entre la densidad, y pude ver que era guiada por dos descomunales arcángeles uno a cada lado y sin tocarme solo observando mi andar a través de las tinieblas. Sabia perfecto este era un trabajo que habíamos de «realizar solos» para nuestra evolución como especie. Sin embargo en todo momento fuimos amorosamente cuidados, guiados y contenidos.

Sentía mi corazón latir rápida y fuertemente a la ves que se expandía y se expandía , sentía salía de mi cuerpo la energía…

Ver la entrada original 1.179 palabras más

Las fuentes de energìa arconte.


Oroborus Anaphaxeton

Las fuentes de energìa arconte.

Después de asistir a eventos masivos regresas agotado ? Inicia tu proceso de recuperación de fuerza, evita eventos masivos y públicos y notarás la diferencia.

Los Estadios, catedrales, edificios públicos gubernamentales y otras edificaciones cuentan entre una de sus múltiples funciones la de «recolectar» grandes cantidades de energía y ser redireccionada hacia puntos específicos, no creas en nadie ni en nada de lo que leas, investiga que es tu responsabilidad.

Otros mecanismos son de tipo «contacto» fisico que drenan tu sistema energético, pudiendo ser a través de una persona u objeto colocado en puntos específicos dentro de las grandes estructuras con «formas» caprichosas.

Sin duda, la mayor fuente de energìa es la generada en las octavas al generar eventos de «miedo», terror o incertidumbre como el generado por un acto terrorista, o un acto de des-información «controlado» por los medios, de èsta forma el «miedo» generado transmutado en una frecuencia…

Ver la entrada original 169 palabras más

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: